Liberación animal e interseccionalidad // Entrevista a Raffaella Ciavatta

Nov 2015
Raffaella-Ciavatta-Liberacion-Animal

Entrevista a Raffaella Ciavatta, miembro del proyecto pro Liberación Animal Collectively Free con sede en Nueva York.

La estrategia del proyecto se mueve en el marco de un discurso anti-especista e interseccional valiéndose de acciones creativas y no violentas y potenciando la construcción de comunidad de activistas.

En esta entrevista, realizada en su visita a México en el mes de Noviembre del año 2015, Raffaella expone su visión sobre la Liberación Animal, las estrategias que llevan a cabo como proyecto, la dimensión política de la lucha por los Derechos Animales y la necesidad urgente de la militancia y la solidaridad activa.

TRANSCRIPCIÓN DE LA ENTREVISTA

— Hola, soy Rafaella Ciavatta, soy co-fundadora de la organización Collectively Free, que es una red de activistas. Actualmente vivo en Nueva York, me dedico al diseño gráfico y a la dirección artística y lucho por la liberación animal.

— «Collectively Free» es una red de activistas, prefiero decir que es una «red» más que un grupo o una organización, simplemente porque uno de nuestros objetivos es unir y conectar activistas, por eso prefiero llamarlo «red». Nuestro objetivo principal es la liberación animal aunque dotamos mucho a nuestro mensaje de un enfoque interseccional, así que hablamos sobre cualquier forma de opresión y cómo conectan con la liberación animal en nuestras acciones así como en nuestro compromiso interno.

— La interseccionalidad fue un término acuñado por feministas afroamericanas, concretamente por Kimberlé Crenshaw. Por aquel entonces el movimiento feminista no trataba las cuestiones de raza (de racismo) y el movimiento  de derechos civiles no trataba cuestiones de género. Kimberlé Crenshaw indica que no podemos pensar en formas de opresión como hechos independientes y separados unos de otros.

— Por ejemplo, las feministas se vieron desalentadas por el hecho de que el movimiento que estaba luchando por la igualdad de razas (racial) no incluía a las mujeres. Si pensamos en el movimiento de derechos civiles apenas vemos mujeres que fueran representadas como líderes, sin embargo hubo muchísimas mujeres que lucharon por la igualdad de razas. Así que si hubieran tratado cuestiones de género también, las mujeres habrían tenido mucha más atención y habrían sido valoradas como se merecían.

— Si pensamos en los derechos de los animales, he visto desafortunadamente muchos ejemplos de activistas que son, o racistas, sexistas, u homófobos pero que sin embargo luchan por la liberación animal. Desde nuestro punto de vista, no podemos luchar una forma de opresión siendo a la vez opresores.

—Consider que el objetivo principal de nuestro grupo es que la gente lo vea así también, porque claro, estas personas luchan por la liberación animal pero también deberían ser conscientes de todas las demás formas de opresión en las que están siendo opresores.

— La importancia de esto es que cuando estamos fuera luchando por los derechos de los animales y somos homófobos o sexistas, estamos impidiendo que entren nuevos miembros a  nuestro movimiento, porque van a decir «mira a esas personas animalistas, no les importa la igualdad racial, no les importan los derechos LGTBQI, no les importan los derechos de las mujeres…» Pero de hecho, todas estas opresiones, obedecen al mismo sistema, todas operan bajo  la misma forma de opresión sistémica.

— La otra parte importante es que nadie habla de los derechos animales excepto las personas del movimiento animalista, nunca vemos a feministas hablando de los derechos de los animales, nunca vemos grupos que luchan por la igualdad racial hablar sobre los derechos de los animales, así que esta es una cuestión importante, nuestra causa para con la liberación animal no se menciona por ningún otro movimiento de justicia social.

collectivellyfree

— Así que es nuestro trabajo como activistas introducir el movimiento de los derechos de los animales en otros movimientos de justicia social, porque, pensémoslo por un momento, nuestro movimiento está compuesto por personas, este es el primer movimiento en que las víctimas no pueden hablar por sí mismas o representarse a sí mismas. Es más fácil, para las personas gays tener un movimiento porque pueden hablar por ellas mismas.

— Cuando se trata de animales, necesitan de nosotros para representarles, así que si queremos hacer más cercano al movimiento animalista tenemos que conseguir/ganar gente, y sólo vamos a ganar gente si tenemos en cuenta sus necesidades de raza, de género, sus necesidades sexuales (aquí se confundió, se refería a identidad sexual como dice después), su identidad sexual… Si no consideramos estas cosas, no vamos a conseguir acercarnos a la gente y convencerles para que se unan al movimiento. Es bastante simple.

— Otra parte muy importante que hay que dejar clara es que, como siempre digo, el veganismo no es suficiente. El veganismo para mí es sólo el primer paso en la dirección correcta, tampoco quiero desmerecer a los veganos y decirles: “no estás siendo lo suficientemente bueno”, no se trata de eso, simplemente tienes que ser consciente del hecho de que el veganismo es el mínimo, mínimo, mínimo que puedes hacer, es sólo el primer paso para nuestro objetivo. Por el mero hecho de ser vegano, o de comer col rizada  o tofu, no estás salvando animales, lo siento, esa es la verdad.

— El veganismo es básicamente la no participación en la violencia contra los animales, no podemos pensar que estamos cambiando normas sociales, normas culturales simplemente por no participar en la violencia sistemática. Te pongo un ejemplo, simplemente por no estar participando en actividades que son racistas, no significa que esté ayudando a la gente negra a alcanzar su liberación, ¿cierto? Del mismo modo, por el simple hecho de no ser una persona sexista no significa que esté haciendo un mundo mejor para las mujeres. Si realmente quiero hacer un mundo mejor para las mujeres, tengo que estar ahí fuera, en las calles, tengo que comprometerme con acciones que luchen por sus derechos. Lo mismo pasa con los animales, si realmente queremos hacer cambios sociales y culturales, porque, obviamente, el movimiento de los derechos animales es una cuestión de justicia social, claro que es una cuestión de justicia social, entonces tenemos que estar ahí fuera en las calles, tienes que comprometerte con grupos que de verdad hagan acciones de antiespecismo.

— En mi caso particular, no me centro en el veganismo por muchas razones, primero, porque no es suficiente, segundo, porque no me interesa hacer más gente vegana, me interesa hacer más personas activistas. Así que no quiero más veganos pasivos, eso no va a cambiar nada, necesitamos veganos activos que luchen por la liberación animal. Y tercero, porque el veganismo se tiende a ver como una dieta, o como una opción o cosas similares, pero no, no es una dieta obviamente, ni tampoco es suficiente. Así que si realmente quieres marcar la diferencia, únete a cualquier grupo pro derechos animales, o puedes empezar por tu cuenta, puedes unirte a Collectively Free, con lo que realmente te sientas más cómodo. Pero no pienses que sólo comiendo tu tofu y hablando de recetas estás realmente marcando la diferencia por los animales.

— Considero absolutamente los derechos de los animales como una cuestión de justicia social, me refiero, no hay duda de ello, las víctimas están siendo oprimidas, “allá vamos”, nosotros tenemos que luchar por esas víctimas, es una cuestión seria, es un grandísimo número, creo que eran probablemente alrededor de 70 billones de animales y estoy segura de que el número va a ir creciendo, si pensamos en los peces, no puedes calcular realmente cuántas víctimas están muriendo cada año, pero creo que es alrededor de 1 trillón de victimas, así que estamos hablando de un sistema de opresión, cuando pensamos en un sistema de opresión, en todos los sentidos: por las instituciones, por la sociedad, por la cultura, los animales se encajan en todas estas categorías de opresión.

—Por tanto, es muy simple, es un movimiento de justicia social, tenemos que dejar de hacer del movimiento de los derechos animales algo “guay”, o “mainstream” o que tiene que ver con la dieta, o que tiene que ver con ser guay porque los famosos lo hagan… Estamos hablando de víctimas aquí, y esto es algo realmente serio, no hay ninguna duda de que el movimiento para los derechos de los animales es una cuestión de justicia social y de política, lógicamente.

— Si hablamos ahora de estrategias y de cómo alcanzar la liberación animal, personalmente soy partidaria de la acción directa, concretamente, no violenta, básicamente porque se ha demostrado a lo largo de la Historia que ha funcionado. Si piensas en los derechos LGTBQ, es lo mismo, la acción directa fue el clímax/culmen de lo que realmente trajo cambios sociales, tienes que ser provocadora, no puedes estar disculpándote diciendo “siento interrumpir…” No; tienes que meterte e interrumpir, tienes que cambiar verdaderamente las normas culturales.

— Creo que ese grupo es uno de los que empezó haciéndolo mucho. Obviamente, el Frente de Liberación Animal también, ellos no hacen rescates abiertos, más bien hacen rescates clandestinos (underground), pero creo es realmente importante mandar un mensaje, un mensaje social y político muy fuerte que es: estoy dispuesta a salir ahí fuera para liberar animales.

— Así que pienso que la acción directa, el rescate y las investigaciones encubiertas, obviamente son muy importantes, es a través de esas investigaciones como hemos podido decirle a la gente: “mira, esto es lo que está pasando en granjas, en laboratorios…” Así que esas son las tres tácticas/estrategias principales de las que soy partidaria. Creo que la educación es siempre algo bueno, pero no tengo tiempo, no quiero centrarme en eso, prefiero dedicarme mejor a cambiar las normas sociales y culturales y no a educar, hay muchos grupos que se dedican a la educación y no quiero quitarles el mérito obviamente, creo que todos tenemos que avanzar juntos, básicamente tenemos que trabajar juntos incluso aunque no estemos deacuerdo en las tácticas, tenemos que trabajar juntos, porque nuestro movimiento todavía no es muy grande, es un movimiento pequeño, y está muy segregado, muy dividido, porque obviamente, pensamos que sabemos qué es lo mejor para los animales, porque ellos no pueden decirnos “esta es la mejor táctica, o esta otra es mejor” así que nosotros asumimos cuáles son las mejores tácticas. Así que sí, estas son las tácticas de las que soy muy partidaria.

········································­······

(*) Nota a añadir en la entrevista por Raffaella:
«Me gustaría añadir, cuando he hablado sobre las tácticas y he mencionado a 269 y ALV que realizan ‘rescates abiertos’, a ‘Direct Action Everywhere’ como grupo que me causa admiración en términos tácticos.»

Traducción por Laura G.

Un comentario

  1. Mariela Fiamingo

    Hoy en día hay grupos vegano feministas, formados por quienes, justamente, se dieron cuenta de que es el sistema el creador de jerarquizaciones y opresiones. Te dejo aquí el link de un festival femivegano en Buenos Aires, Argentina https://www.facebook.com/events/239927696356291/

    20-May-16 · 8:28 pm | Permalink

Escribe un comentario

Tu email nunca será publicado o compartido. Los campos marcados son obligatorios *
*
*