Mataderos en México: investigación en el corazón de la industria cárnica.

Mataderos en México: investigación en el corazón de la industria cárnica.

Durante varios meses comprendidos entre los años 2015 y 20171 he accedido a 58 mataderos ubicados en diez estados de México. Allí he documentado la matanza de vacas, cabras, pollos, cerdos y caballos y el transporte de animales desde la granja al matadero.

El trabajo que se presenta a continuación tiene como objetivo hacer visible la explotación y violencia sistemática que padecen los animales en mataderos, la cual es mantenida oculta de forma deliberada por la industria cárnica. Con esta investigación se aporta información relevante al actual debate social y político antiespecista promovido por el movimiento de derechos animales que exige la abolición de toda explotación animal.

Siempre que su uso sea sin ánimo de lucro y su fin sea la denuncia, pongo a disposición de quien lo solicite, y de forma libre y gratuita todo el material gráfico obtenido.2

Para llevar a cabo este trabajo ha sido imprescindible la colaboración de varias personas que, con el único interés de sacar a la luz el daño al que son sometidos los animales, me han ofrecido su apoyo de diferentes formas.

MATADERO. Lo que la industria cárnica esconde. Puedes acceder a la web del documental en el siguiente enlace: DocumentalMatadero.com

Contexto de la investigación.

Gracias a las imágenes obtenidas por activistas infiltrados en granjas y mataderos, la sociedad ha podido conocer lo que la industria le oculta intencionadamente. Este tipo de investigaciones está deteriorando la imagen de las corporaciones cárnicas, influyendo en la demanda de sus productos, cerrando negocios y amenazando el futuro económico de las empresas que se lucran con la explotación animal.

La industria cárnica es consciente del impacto social generado por imágenes obtenidas en sus instalaciones, y por eso es tan hermética. Acceder a una granja o a un matadero con una cámara visible no es fácil y muchos activistas tienen que recurrir a las grabaciones ocultas, llevando ellos mismos cámaras o instalándolas en lugares donde no puedan ser vistas.

En EEUU, décadas de investigaciones y campañas contra la industria, han derivado en la elaboración de leyes que prohiben filmar dentro de explotaciones ganaderas y mataderos.3

Los mataderos que permiten el acceso a un periodista gráfico son casos excepcionales y, cuando lo hacen, suele estar prohibido grabar o fotografiar el momento en el que quitan la vida a los animales. Además, la industria ficha a los activistas y organizaciones que acuden a sus instalaciones y dificulta, o directamente prohíbe, que vuelvan a entrar en ellas.

México se encuentra entre los diez países con mayor producción de carne de vaca, pollo o cerdo a nivel mundial.4 Sin embargo, en el año 2015 no se había realizado todavía en este país ninguna investigación encubierta y de gran envergadura en mataderos. Esto hizo que me planteara que tal vez el acceso a estos, aun siendo siempre complicado, podría resultar más sencillo que en otros lugares de EEUU y Europa.  Tras varios meses de comunicación y trabajo conjunto con compañeros de México, a finales de ese año me trasladé allí para llevar a cabo una investigación sobre la muerte y el sufrimiento de los animales explotados con fines ganaderos en sus últimos momentos de vida.

A finales de 2015, y tras varios intentos fallidos, pude acceder a dos mataderos en el estado de Jalisco y fotografiar todos sus procedimientos; desde la llegada de los animales en camiones hasta el momento de la matanza. Este fue el inicio de una investigación durante la cual me he infiltrado en 58 mataderos de México y he documentado lo que sucede. Lo que presento aquí es el resultado de esos meses de trabajo.

Es muy importante subrayar que, aunque todo el material aquí expuesto se haya recabado en México, el objetivo de esta investigación no es simplemente mostrar lo que sucede en este país en concreto. Puede que haya ciertas diferencias en las técnicas empleadas, en las instalaciones, en el cumplimientos de leyes y normativas respecto a otros países —mas laxas en unos, más estrictas en otros—, pero la finalidad de los mataderos es la misma en todos los lugares: matar animales a la mayor velocidad posible. La crueldad y la violencia que allí se ejerce así como el terror que padecen los animales, son comunes a todos los sitios, forman parte intrínseca del sistema de explotación animal y, tal como evidencian los estudios citados a lo largo de toda esta investigación, sucede en todo el mundo. Al margen del tamaño del matadero, de las técnicas de matanza o del marco legal del país en el que nos encontremos, en estos lugares se ejerce una de las mayores y más sistematizadas formas de violencia contra los animales.

Mapa localizaciones mataderos México

Mapa de México con las localidades donde se encuentran los 58 mataderos que han sido documentados.

Rastro cerdos noche México

En este matadero se matan 300 cerdos al día aproximadamente. Matadero Sandi en Oaxaca, 2017.

El marco legislativo y el denominado bienestar animal.

Las imágenes que forman parte de este reportaje no son casos aislados de maltrato animal sino prácticas inherentes al proceso de matanza contemporáneo. Es posible que la mejora de las infraestructuras de estos lugares, la implementación de nuevos procesos, o la formación profesional de los trabajadores consigan paliar parte del sufrimiento de los animales. Sin embargo, es necesario ser consciente de que, en el mejor de los casos, sólo podrá hacerlo de un modo muy limitado y de ninguna forma podrá impedir que los animales sean dañados de forma grave.

El marco legislativo del llamado bienestar animal se ha diseñado y se aplica sólo en la medida en que éste no incida negativamente en la producción —y en muchos casos incluso la favorece—. De hecho, en los manuales de bienestar animal se aconseja cómo electrocutar, disparar o degollar a los animales. Se asume como algo lícito.

Además, la existencia de un marco legislativo no asegura la aplicación efectiva de la norma. He podido comprobar como en muchos mataderos la norma se incumple de forma reiterada: los animales son golpeados con palos y tubos; muchos equipos de insensibilización no funcionan y en algunos mataderos carecen de ellos; algunas personas no cuentan con la capacitación específica —reconocido por los responsables en multitud de ocasiones—; los animales son dirigidos a la zona de sacrificio en el momento en que son descargados de los camiones incumpliendo las horas obligatorias de descanso; etc.

Quienes defienden un trato humanitario con los animales en los mataderos suelen hacer hincapié en la necesidad de aturdimiento previo a su matanza y en el método que debe utilizarse; obvian que los animales sufren en todo el proceso, desde que son recibidos a golpes y choques eléctricos hasta que son degollados. No existe un matadero donde los animales no sufran.

El objeto de esta investigación no es la denuncia específica de los métodos de aturdimiento y matanza, sino la de la propia explotación y utilización de los animales en sí misma. Pero también es necesario poner de manifiesto que gran parte de las medidas de bienestar animal ni siquiera cumplen su cometido, que esto es conocido por las autoridades competentes, y que muchas veces su implementación aporta más beneficios a la industria cárnica —mejorando su imagen o haciendo más sencillos los procesos— que a los animales que explota.

Es importante tener claro, para comprender la denuncia contenida en esta investigación, que las leyes de bienestar animal son incompatibles con los derechos de los animales.

Mapa localizaciones mataderos México

Módulo previo a la zona de sacrificio. Atizapan (Estado de México), 2016.

Transporte de animales y recepción en mataderos.

Salvo en los casos minoritarios en los que la matanza se produce en el mismo lugar donde son criados, todos los animales que sobreviven a las condiciones de explotación en la granja son enviados al matadero. En el Manual de responsabilidades en el transporte de cerdos publicado por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación de México (SAGARPA),5 se reconoce que el transporte es una fase crítica en la producción cárnica y algunos animales no sobreviven. Pueden morir de hambre, de sed, como consecuencia de la exposición a cambios de temperatura extremos —estrés por calor o insolación— o asfixiados por aplastamiento. También se indica de forma expresa en este mismo manual que la Ley Federal de Sanidad Animal de México6 prohibe golpearlos y tratarlos con violencia. En su artículo 22 indica lo siguiente:

La Secretaría determinará los criterios y requisitos que deberán observarse mediante disposiciones de sanidad animal para el manejo y transporte de animales vivos, para procurar su bienestar, por lo que no entrañará maltrato, fatiga, inseguridad, condiciones no higiénicas, bebida o alimento, evitando el traslado de largas distancias sin periodos de descanso.

En otro manual publicado por SAGARPA, Embarque de aves. Programas de ayuno y captura, se reconoce la mortalidad de los animales durante su transporte al matadero como algo común:

Es importante que el vehículo nunca permanezca detenido cuando están los animales en sus cajas, ya que la ventilación es extremo limitada, pudiendo crear estrés en los animales e incluso mortalidad.

Se sabe que dentro de los vehículos que transportan a las aves, existen gradientes térmicos que fluctúan en torno al número de aves transportadas, la disposición del vehículo, el acomodo de las cajas y la época del año. Esto hace que las condiciones de estrés se agraven durante los días más calurosos, teniendo como consecuencia que las tasas de mortalidad pueden llegar al 1%.7

Alrededor de 16 millones de animales mueren cada año en México debido a las duras condiciones del transporte8, y que la administración y la industria asuman con total normalidad este hecho ayuda hacerse una idea del valor que tienen para ellos sus vidas.

Durante el transporte de animales al matadero así como tras su llegada a estos, los animales han sido pateados, apaleados, lanzados al suelo o pisoteados. La violencia, incluso aquella que es innecesaria para la producción, es inherente al proceso. Está normalizada. Ante esto, la ley no tiene utilidad alguna.

Transporte de animales y recepción en mataderos.

Los animales son separados de su entorno social, cargados en camiones, mezclados con otros y hacinados sobre sus propios orines y excrementos. En el viaje permanecen de pie durante largos periodos de tiempo soportando ruidos, frenazos y traqueteos. Sin apenas ventilación respiran aire contaminado fruto de las emanaciones tóxicas de las deposiciones y del humo del camión. Muchos son transportados con claros signos de debilidad, con las patas rotas, enfermos o con heridas graves —algo expresamente prohibido en el manual de SAGARPA 9 — y tienen que soportar estas condiciones en viajes que pueden superar 24 horas.

Como consecuencia de todo esto, los animales llegan exhaustos y apenas pueden moverse. En estos casos se les aplican descargas eléctricas para conducirlos desde el camión hasta las cuadras. Si con el uso de estas técnicas aún permanecen inmóviles, se les arrastra con una soga o con cadenas y se les aturde allí mismo. Pueden pasar varios minutos hasta su traslado a la zona de sacrificio y es habitual que durante ese tiempo recuperen la consciencia.

Caballo rastrio matadero

En este matadero de Chiapas, los caballos que llegan lisiados y no pueden acceder por sí mismos al cajón de aturdimiento, son arrastrados por una cadena sujeta a su cuello. Arriaga (Chiapas), 2017.

Vaca excavadora matadero

A su llegada al matadero, esta vaca no se mantenía en pie y fue arrastrada con una soga hasta la excavadora. La dispararon y aún consciente, la trasladaron a la zona de sacrificio. San Francisco de los Romo (Aguascalientes), 2017.

Los camiones donde se transportan los animales tampoco disponen de ningún aislamiento ante los cambios de temperatura y muchos carecen de un techo que les proteja del sol o de la lluvia. Un estudio llevado a cabo en el Estado de Querétaro constata el incremento de las muertes de animales en el transporte durante los meses más calurosos.10

Vacas transporte matadero

Durante el transporte las vacas permanecen de pie durante largos periodos de tiempo soportando ruidos, frenazos y traqueteos. Viaje de San Juan de los Lagos (Jalisco) a San Francisco de los Romo (Aguascalientes), 2017.

Trailer para el transporte de vacas, toros y terneros.

Trailer para el transporte de vacas, toros y terneros. San Juan de los Lagos (Jalisco), 2017.

Camión cerdos matadero

En los momentos en los que he seguido a camiones —durante periodos inferiores a tres horas— los animales no han sido atendidos de ninguna forma o saciados. San Juan de los Lagos (Jalisco), 2017.

Camión cerdos matadero

A su llegada los animales son conducidos a golpes o mediante choques eléctricos —como en la imagen— al lugar donde aguardarán hasta su matanza. Atizapan (Estado de México), 2016.

Camión pollos matadero

En cada caja se introducen entre diez y catorce pollos y son descargados sin ningún tipo de cuidado. Toluca (Estado de México), 2016.

La matanza.

En los mataderos de México se mataron más de 1.600 millones de animales en el año 2014.11 Independientemente de su tamaño, de la calidad de sus instalaciones y equipamiento —muy rudimentario en algunos de los mataderos municipales visitados—, o de los avances en el proceso de automatización de la matanza, la violencia perpetrada contra los animales en todos ellos es extrema y brutal. No hay excepción.

Después de ser recibidos a golpes, empujones y patadas los animales son, o bien clasificados en los establos, o bien, contraviniendo la normativa vigente, enviados directamente a la zona de sacrificio.

Según los trabajadores de los mataderos algunos animales parecen intuir o anticipar su propia muerte. Muchos se resisten, —especialmente las vacas y los toros—, y para lograr introducirlos en el cajón de aturdimiento se les aplican choques eléctricos o se les golpea con varas. En ocasiones también se les ata una soga al cuello o a la cornamenta y se les arrastra hasta el cajón.

Según la Norma Oficial Mexicana NOM-033-SAG/ZOO-2014, los animales deben descansar tras el viaje de la granja al matadero para mitigar el estrés que les ha supuesto el traslado. Después de este descanso pasarán al cajón de aturdimiento donde se les debe aplicar alguno de los métodos de insensibilización. Pero muchas veces el periodo de descanso no es respetado y son conducidos directamente a la zona de sacrificio.

Cabra matadero

Recién llegada al matadero esta cabra fue arrastrada con una soga al cuello hasta una lonja donde se la degolló en el suelo sin aturdimiento previo. Huamantla (Tlaxcala), 2016.

Un operario dirige a los cerdos a golpes hacia la zona de matanza

Un operario dirige a los cerdos a golpes hacia la zona de matanza. Izucar de Matamoros (Puebla), 2017.

Las vacas son conducidas por pasadizos desde las cuadras hasta el cajón de aturdimiento

Las vacas son conducidas por pasadizos desde las cuadras hasta el cajón de aturdimiento. Villacorzo (Chiapas), 2017.

Un grupo de cerdos es dirigido por la rampa hasta la zona de matanza

Un grupo de cerdos es dirigido por la rampa hasta la zona de matanza. Ocoyoacac (Estado de México), 2016.

Métodos de aturdimiento e inmovilización.

El propósito de métodos de insensibilización es lograr la pérdida inmediata de conocimiento del animal para evitar su sufrimiento mientras se desangra. La Norma Oficial Mexicana NOM-033-SAG/ZOO-2014 Métodos para dar muerte a los animales domésticos y silvestres exige la aplicación de estos métodos, pero la realidad es otra. Por diferentes motivos —falta de equipo, averías, o agilización del proceso, etc.— muchos animales no son insensibilizados antes de su sacrificio.

Los mataderos municipales no siempre están equipados con las herramientas adecuadas y cuando sí disponen de ellas pueden pasar semanas averiadas. Esta situación es consecuencia, según sus responsables, de la dejadez de las administraciones competentes. En otros mataderos simplemente prescinden de su uso y optan por aturdir al animal con golpes para ahorrar tiempo y facilitar su manejo. La sensación que tengo, tras hablar con decenas de gerentes y de operarios, es que, salvo excepciones, a nadie le importa realmente. Todos hacen la vista gorda.

Aturdimiento con perno cautivo.

Aturdimiento con perno cautivo. Zapopan (Jalisco), 2015.

Los mataderos carecen de la precisión de las cadenas de montaje industriales que, paradójicamente, fueron inspiradas en ellos.12 Los animales, aunque sean tratados como piezas y mercancías no son objetos inanimados. Muchos se resisten y pelean por su vida, se mueven, forcejean, embisten, saltan del cajón de sacrificio e incluso llegan a escaparse del matadero.13 Además, la pericia de las personas encargadas de esta tarea no siempre es la misma y algunos operarios no han recibido la formación adecuada o están acostumbrados a inmovilizar a los animales con un cuchillo o con un garrote. Estos factores inciden negativamente en la precisión de los métodos de aturdimiento. Ninguno de estos métodos evita completamente el sufrimiento de los animales cuando son degollados.

No todos los mataderos cuentan con un cajón de aturdimiento. En estos casos, los cerdos suelen ser aturdidos en una estancia en grupo y las vacas son inmovilizadas con una soga atada al cuello o a la cornamenta sujeta a una columna. También, para agilizar el proceso de matanza, algunos operarios introducen más de un animal en el cajón. Además son conducidos hasta estos lugares a gritos, palos, patadas, puñetazos y golpes eléctricos, todo ello expresamente prohibido en la Norma Oficial Mexicana NOM-033-SAG/ZOO-2014.

Existen diferentes herramientas o métodos de insensibilización según el tipo de animal al que se vaya a matar. A continuación paso a describir los métodos que he observado y documentado en el marco de esta investigación y los incumplimientos más notables a la normativa.

Un operario golpea a varios cerdos con un garrote para dejarlos inmóviles y facilitar la tarea de degüello.

Un operario golpea a varios cerdos con un garrote para dejarlos inmóviles y facilitar la tarea de degüello. Arriaga (Chiapas), 2017.

A golpes.

En algunos mataderos las vacas y los cerdos son golpeados en el cráneo con un garrote o con el canto de un hacha hasta que caen desplomados al suelo. En ocasiones, como puede observarse en el siguiente vídeo, algunos animales son golpeados varias veces de manera brutal. Recientes investigaciones muestran que ésta es una técnica extendida y normalizada en México.14 En los mataderos de tamaño pequeño no siempre se aturde a los pollos, pero cuando se hace se les golpea con un palo en la cabeza antes de ser introducidos en los conos de matanza. Es importante tener en cuenta que el aturdimiento de los animales facilita la tarea de desangrado y que muchas veces lo que se busca no es evitar su sufrimiento, sino impedir su movilidad y facilitar el manejo al operario.

En algunos mataderos golpean con garrotes o hachas a los animales antes de su matanza.

Electronarcosis.

En el aturdimiento con electricidad se utilizan unas pinzas especiales equipadas con dos electrodos situados en sus extremos que, colocados a ambos lados de la cabeza del animal, transmiten una descarga eléctrica. Si se hace de forma correcta —algo que no siempre sucede— se provoca un ataque epiléptico y, en consecuencia, la pérdida de conocimiento momentánea. Este método es reversible, es decir, en el caso de que el aturdimiento haya sido logrado el animal puede recuperar la consciencia en un breve lapso de tiempo. Durante el ataque epilépitico provocado por la descarga el cerdo pasa por tres fases: la fase tónica, cuando el animal cae colapsado y deja de respirar; la fase clónica, cuando el animal se relaja y comienza a dar patadas involuntarias; la tercera fase, cuando el animal vuelve a recuperarse y puede volver a experimentar dolor.15

Según la Norma Oficial Mexicana NOM-033-SAG/ZOO-2014, el inicio del desangrado debe comenzar antes de que hayan pasado 20 segundos desde la descarga; tras este tiempo el cerdo entra en la tercera fase y puede recuperar el conocimiento.16 Sin embargo, en muchos mataderos, los cerdos permanecen colgados de una pata boca hacia abajo durante un tiempo superior al límite establecido por la norma.

Durante la matanza y en los momentos previos a ella, algunos animales muestran signos de estar conscientes. Chillan y se agitan, a veces con tanto ímpetu que llegan a desprenderse de las cadenas de las que cuelgan por sus patas cayendo al suelo desde una altura de uno, dos o tres metros. En esos casos o son matados en el propio suelo o son conducidos de nuevo a la parte inicial del proceso.

La norma prohíbe también la aplicación de la descarga eléctrica cuando los cerdos se encuentran colgados, algo que, por cuestiones de manejo, se incumple también en algunos mataderos.

El aturdimiento eléctrico es reversible y muchos cerdos recuperan la consciencia segundos después.

El aturdimiento eléctrico es reversible y muchos cerdos recuperan la consciencia segundos después. Oaxaca, 2017.

Tras recibir la descarga eléctrica los cerdos son sacados del cajón de aturdimiento, atados con una cadena a una de sus patas y trasladados a la zona de matanza

Tras recibir la descarga eléctrica los cerdos son sacados del cajón de aturdimiento, atados con una cadena a una de sus patas y trasladados a la zona de matanza. Oaxaca, 2017.

Cajón de aturdimiento.

Cajón de aturdimiento. Zapopan (Jalisco), 2015.

Cerdo matadero México

Cuando los cerdos convulsionan como consecuencia de la descarga eléctrica el manejo se hace difícil y los operarios suelen pisarles para facilitar la tarea. Zapopan (Jalisco), 2015.

Varios estudios prueban que un gran número de animales siguen conscientes tras la aplicación de este método de aturdimiento. La Universidad de Bristol reveló, tras una investigación realizada en veintinueve mataderos de Inglaterra, que el 36% de los cerdos eran mal aturdidos técnicamente, el 15,6% tenían que volver a ser aturdidos y el 20,5% se encontraban en un estado que les permitía recuperar la consciencia.17 Inglaterra es supuestamente uno de los lugares del mundo donde la normativa de bienestar animal es más exigente. Un estudio más reciente llevado a cabo en un matadero de Colombia donde se examinó la aplicación de la electronarcosis en 1.341 cerdos indicaba que sólo fue efectiva con el 20,6% de los casos.18

El doctor Hillman, profesor de fisiología y director del Unity Laboratory in Applied Neurobiology de la Universidad de Surrey, manifestaba lo siguiente:

El aturdimiento es considerado humanitario, porque se cree que los animales no sufren dolor ni desazón. Esto es casi sin duda falso, por las mismas razones que hemos indicado para la silla eléctrica. (Citado en Liberación Animal, Singer P. 1975)19

Electrocución en caballos y en vacas.

A los caballos y a las vacas sólo está permitido aturdirles con un pistolete de perno cautivo. Emplear otras técnicas está prohibido por la Norma Oficial Mexicana NOM-033-SAG/ZOO-2014.20

Sin embargo, he podido comprobar cómo en algunos mataderos se incumple la normativa y se les aplica, en vez del método autorizado, una descarga eléctrica, primero en la cabeza y posteriormente en el cuerpo utilizando un palo al que van unidos dos cables situados en su extremo.

Electrocución de caballos.

Electrocución de caballos. Arriaga (Chiapas), 2017.

Electroaturdimiento en tanque de agua.

Este es el procedimiento más comúnmente utilizado para aturdir pollos u otras aves de tamaño similar en los mataderos que disponen de una línea de procesado automatizada. A su llegada a la planta de sacrificio los pollos son descargados de los camiones y colgados boca abajo de sus patas en unos ganchos que, accionados por un motor y sujetos de unos raíles aéreos, los trasladan por todas las zonas de la línea de procesado.

Los pollos destinados para engorde han sido manipulados genéticamente de tal forma que muchos sufren graves trastornos en sus patas y apenas pueden mantenerse de pie.21 Un trabajador especializado puede llegar a colgar a más de 1.000 pollos por hora.22 Si esto no es realizado de forma correcta —algo común dada la velocidad de algunas líneas de procesado— pueden sufrir aún más daños de los que están destinados a padecer. Un estudio concluía que, tras el colgado, el 3% de los pollos tenían los huesos rotos;23 otro estudio indicaba que el colgado aumenta en un 44% las posibilidades de sufrir roturas de huesos.24 En un manual del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) de México se asume como aceptable que 3 de cada 100 pollos tengan las alas rotas tras esta práctica.25

Colgado de pollos en matadero

Colgado de pollos en los ganchos de la línea de procesado en una planta semi automatizada. Chapala (Jalisco), 2016.

Cuando la línea de procesado se encuentra parada los pollos pasan varios minutos suspendidos de los ganchos antes de que se accione el motor, contraviniendo la Norma Oficial Mexicana NOM-033-SAG/ZOO-2014 que exige que el tiempo de espera no sea mayor de un minuto.

Con la línea de sacrificio en marcha, los pollos son llevados a un tanque con agua electrificada donde sus cabezas son sumergidas durante unos segundos —algunos animales levantan la cabeza y logran pasar el tanque de agua sin haber sido aturdidos—. La electricidad recorre todo su cuerpo y a menudo causa hemorragias y fracturas en los huesos.26 Si la entrada del tanque está mojada pueden sufrir choques eléctricos momentos antes de sumergir la cabeza.

La complejidad del aturdimiento múltiple del agua no es propicia para mantener un buen bienestar. No se puede determinar la efectividad del aturdimiento. El método, ampliamente practicado porque es simple y barato, no puede ser controlado. No se puede controlar la cantidad de corriente eléctrica que fluye a través de un pájaro. No se puede armonizar la resistencia eléctrica en pollos de engorde. El baño de agua tiene que ser reemplazado. (Dr. Mohan Raj, Seminario del USDA, 16 de diciembre de 2004) 27

Bajo este sistema de aturdimiento el voltaje es constante e igual para todos. Si el tamaño y peso de los pollos es desigual es posible que algunos no reciban la cantidad suficiente de corriente para inducir a la pérdida de conocimiento.28 Virgil Butler, ex operario de la corporación cárnica Tyson Foods y más tarde activista por los derechos animales, indicaba que este método está dirigido en mayor medida a aumentar la producción que a impedir el sufrimiento de los pollos. Así se manifestaba sobre ello:

La aturdidora está para facilitar la velocidad de la línea. Antes de que fuera implementada en esa planta, la línea procesaba 98 aves por minuto, con dos matarifes. Después de añadirla la velocidad alcanzó 120. Luego implementaron la máquina de matar, quitaron a uno de los matarifes, y la velocidad subió a 142. Ahora, por supuesto, procesa 186 aves por minuto. Todo lo que hace es paralizar los músculos. No los deja inconscientes ni insensibles al dolor. En palabras del dueño de Tsyon a los trabajadores, «hace la planta más eficiente». 29

Si el aturdimiento eléctrico no es realizado correctamente, bien porque el operario no lo ha aplicado donde debe o bien porque la corriente eléctrica no ha sido la suficiente, es posible que los animales no pierdan el conocimiento y entren en un estado shock conocido como Estado o pesadilla de Leduc. El animal queda paralizado y no puede emitir ningún sonido pero sigue consciente.30

Aturdimiento mecánico con perno cautivo.

Debido a su bajo costo y fácil funcionamiento, el pistolete de perno cautivo es probablemente el método de aturdimiento más extendido y se utiliza tanto en vacas, como en cerdos, ovejas, cabras y caballos.31

Accionado por un cartucho de pólvora o mediante aire comprimido propulsa un proyectil que, tras penetrar en el cráneo, se recoge a su posición inicial causando un trauma cerebral. Para lograr un aturdimiento efectivo el animal debe estar debidamente colocado en el cajón de aturdimiento y el arma tiene que ser sostenida de forma firme sobre el lugar donde debe dispararse. No es una tarea sencilla.

Pistolete perno cautivo matadero cabras

Debido a su bajo costo y fácil funcionamiento, el pistolete de perno cautivo es una de las herramientas más utilizadas. Tehuacán (Puebla), 2014.

Matanza y aturdimiento de cabras en matadero

Accionado por un cartucho, el pistolete de perno cautivo propulsa un tubo de acero que provoca un trauma cerebral. Tehuacán (Puebla), 2014.

Muchas vacas y toros entran nerviosos y se resisten, agitan sus cabezas e incluso llegan a escaparse del cajón de un salto. Realizar esta tarea con la precisión requerida en esas situaciones no es fácil y en ocasiones he sido testigo de cómo los animales son disparados una y otra vez.

Si las pistolas no están en buen estado se suelen atascar y el tiempo que pasa entre el primer disparo y el último supera el máximo de 30 segundos exigido por la Norma Oficial Mexicana NOM-033-SAG/ZOO-2014.32 En el documental que acompaña a esta investigación puede observarse a un operario disparar varias veces a una vaca sin éxito manifestando que ha gastado todos los cartuchos disponibles para ese día.

Un estudio realizado en un matadero de México en el que monitorizaron a 8.118 animales indicaba que sólo el 51% de los animales fueron correctamente insensibilizados.33 Otro estudio realizado en Europa en 585 toros, 306 vacas, 58 novillos y 49 terneros revelaba que el aturdimiento había fallado el 12.5% de veces y que el intervalo intermedio entre el disparo y el degüello había sido superior a los 100 segundos.34

Esta técnica, aun cuando es aplicada de forma correcta, no asegura que el animal vaya a perder el conocimiento y muchos animales muestran signos de sufrimiento tras ser disparados. Algunas vacas mugen desesperadamente y clavan sus ojos fijamente sobre lo que tienen alrededor mientras son elevadas boca abajo sobre un charco de sangre hacia la zona de sacrificio.

Matanza y aturdimiento de vacas en matadero

El objetivo del disparo es dejar al animal sin conocimiento, pero no siempre se logra. Acatzingo (Puebla), 2017.

Inmovilización con cuchillo.

En los mataderos donde no disponen de pistolete de perno cautivo o no tienen la costumbre de utilizarlo, emplean un cuchillo (puntilla) que insertan en la médula espinal de las vacas con el fin de inmovilizarlas. No siempre se logra con el primer intento y pueden recibir varias puñaladas hasta que se desploman. Este método se realiza para dejarlas inmóviles y facilitar la tarea de degüello al operario, pero el animal sigue consciente.35 En algunos mataderos municipales esta técnica se sigue utilizando.

Apuñalamiento de vacas en matadero

Cuando no se dispone de pistolete y con el fin de facilitar el manejo de las vacas se utiliza un cuchillo que se clava en la médula espinal. El animal queda inmóvil pero sigue consciente. La Barca (Jalisco), 2016.

El momento de la muerte.

Se supone que al llegar a esta fase los animales están debidamente aturdidos. Sin embargo, tal y como he podido presenciar en casi la totalidad de los lugares que he visitado y tal y como muestran los diferentes estudios anteriormente citados, muchos animales llegan conscientes a esta parte del proceso. Esto sucede, bien porque el aturdimiento ha sido mal aplicado, bien porque no siempre es efectivo —todos los métodos de aturdimiento tienen un margen de error que afecta a un número importante de animales—, o bien porque no se ha utilizado ninguno de los métodos descritos.

En el manual Bienestar animal para operarios en rastros de bovinos, publicado por SAGARPA se indica:

En México, no existen programas de entrenamiento específico para los operarios que realizan la matanza de animales de abasto, por lo que es común que se les ocasione un profundo sufrimiento.36
Matarife con cerdo en matadero

Los cerdos son conducidos hasta la zona de sacrificio a gritos, golpes y choques eléctricos. Ocoyoacac (Estado de México), 2016.

La muerte por desangrado es el único método de matanza permitido por la Norma Oficial Mexicana NOM-033-SAG/ZOO-2014 y es, de hecho, el más utilizado en mataderos de todo el mundo. Se realiza con un cuchillo afilado que corta las arterias carótidas y las venas yugulares o «el seno de las venas cavas y el tronco braquiocefálico» si se trata de cerdos. Las líneas de matanza de pollos más sofisticadas disponen de una cuchilla automática que puede llegar a degollar a miles de pollos por hora.

En los mataderos donde no se aturde a los cerdos se les suele agrupar, o bien en el cajón de aturdimiento o bien en un estancia donde se llegan a introducir hasta una decena de ellos. El matarife inserta el cuchillo como puede en el cuerpo de los animales. Los cerdos se resisten y acertar en el lugar adecuado no es fácil. Muchos son acuchillados en cualquier lugar y de cualquier forma. Incluso en la cabeza. Convulsionan, saltan y agonizan unos sobre otros.

En otros mataderos los cerdos son traslados, conscientes aún, por un carril aéreo hasta la zona de sacrificio donde se agolpan y acaban matados en grupo. El encargado de esta tarea degüella a los animales uno a uno mientras se desangran boca abajo. Cuando los cerdos han dejado de chillar o de mostrar signos visuales de conciencia, accionan una palanca y los dejan caer al tanque de escaldado. Es muy probable que al menos algunos caigan todavía conscientes.

Matadero de pollos con conos de sacrificio

Los conos de matanza se utilizan en los matadores donde no disponen de una línea de procesado. Oaxaca, 2017.

La forma de matanza en los mataderos de pollos suele variar según el tamaño de sus instalaciones. En México es muy común encontrar pequeños mataderos locales gestionados por familias donde todas las partes del proceso se realizan de forma manual. Allí los pollos son introducidos en unos conos metálicos preparadas para que dejen asomadas sus cabezas. El encargado de la matanza sujeta la cabeza con una de sus manos y con la otra secciona la garganta con un cuchillo o lo introduce por la boca. Los pollos pueden estar agonizando minutos mientras mueven agitadamente sus patas, su cabeza y permanecen con los ojos abiertos.

Matadero de pollos

Los conos están pensados para que los pollos asomen la cabeza por su parte inferior y así facilitar la tarea de degüello y desangrado. Izucar de Matamoros (Puebla), 2017.

Los mataderos de mayor tamaño —también denominados plantas de procesado— suelen estar equipados con sistemas de matanza automatizados o semi-automatizados. En ambos casos la línea de matanza está compuesta por un transportador aéreo que traslada a los pollos, suspendidos de unos ganchos por sus patas, por las diferentes fases del proceso.

En los mataderos semi-automatizados, el degüello se realiza de forma manual pero al estar los pollos en movimiento es más difícil dar un corte preciso. Con ello, el desangrado puede suceder de manera más lenta y se puede causar a los pollos más sufrimiento del esperado.

Las líneas completamente automatizadas disponen de un degollador automático diseñado para matar hasta 10.000 pollos por hora y son implementadas en plantas que no paran en toda la jornada.

Tras el degüello los pollos se sumergen en agua caliente en los tanques de escaldado, donde se transmite calor a los folículos de las plumas facilitando la extracción de estas en el siguiente paso del proceso. La Norma Oficial Mexicana NOM-033-SAG/ZOO-2014 de México establece que se debe esperar 20 segundos desde el degollado hasta la inmersión del animal en los tanques de escaldado para evitar que entren vivos; el estudio de Gregory & Wotton sobre matanza y actividad cerebral establece en un lapso de 60 a 122 segundos el tiempo necesario para alcanzar el fallo cerebral, dependiendo si el corte ha cercenado una de las arterias carótidas o ambas.37

Por lo tanto, debido a la imprecisión en los cortes manuales, la tasa de error de las degolladuras automáticas, los tiempos de espera insuficientes, y tal y como se ha publicado en diversos informes sobre bienestar animal , existe un porcentaje de pollos que son cocidos vivos en los tanques de escaldado.38

Matadero de vacas

Tras un disparo en la cabeza las vacas son colgadas boca abajo y desangradas mediante un corte de la garganta. Algunas llegan conscientes. Zapopan (Jalisco), 2015.

Las vacas, tras ser disparadas en el cajón de aturdimiento son expulsadas por una pequeña rampa. Se las suele introducir algo en el ojo, un hierro, el dedo, o lo que se tenga a mano, para asegurar que han perdido el conocimiento. Uno puede pensar que es para evitar su sufrimiento durante el degüello, pero las veces que he preguntado por ello se me ha indicado que es una forma de prevenir un accidente entre los trabajadores. Cualquier movimiento o golpe brusco de un animal que puede llegar a pesar más de 500 kg supone un riesgo que es preferible evitar, sobre todo si en tus manos portas un cuchillo afilado de grandes dimensiones. Tras ello las vacas son amarradas de sus patas con una cadena de hierro, elevadas del suelo y trasladadas hacia la zona de sacrificio.

Con los caballos se utiliza el mismo método que con las vacas. Según son expulsados por la rampa inferior del cajón de aturdimiento son colgados de una de sus patas traseras y degollados.

Las instalaciones de los mataderos en México suelen estar preparadas para matar cerdos y a vacas, y en los lugares que no están especializados en la matanza de cabras, ésta se suele llevar a cabo sin aturdimiento. Se les corta el cuello en cualquier lugar y se las deja morir. Las cabras agonizan y se retuercen en el suelo.

Matadero de caballos

Matadero de caballos. Su carne también es vendida en comercios y mercados. Arriaga (Chiapas), 2017.

Todo lo narrado sucede hasta el momento del sacrificio, el cual debería ser el fin de un largo sufrimiento; pero su agonía no acaba ahí. Los animales no mueren siempre de forma inmediata cuando son degollados. A las vacas, por ejemplo, tras el sacrificio las cortan las patas, las desollan y las extraen las vísceras y el tracto digestivo. En algunos mataderos son desmembradas y desolladas aún con vida.

He podido acceder a mataderos porque he conseguido ganarme la confianza de algunos de sus encargados ocultando mi verdadera identidad, y asegurando que las fotografías no iban a ser publicadas. Sin embargo, acceder a un matadero no siempre implica poder fotografiar todo lo que uno considera relevante. En muchos de estos lugares los animales son tratados por sistema con una violencia mayor que la permitida por ley, y por ello suelo ser interrumpido y advertido en numerosas ocasiones para que apague la cámara. Aun así, y aprovechando la ausencia de encargados en algunos momentos, he logrado documentar escenas aterradoras: vacas pataleando y con el cráneo descubierto de piel; vacas a las que cortan las orejas mientras agonizan y que son despellejadas mientras aún respiran; cerdos acuchillados en la cabeza; caballos arrastrados mediante cadenas sujetas a su cuello hasta la asfixia; etc.

En algunos mataderos las vacas son desmembradas y desolladas vivas.

Sucede en todo el mundo.

Alguien podría considerar que en los mataderos de países con acceso a mayor desarrollo tecnológico o con normativas de bienestar animal más estrictas hechos como los aquí relatados no tienen lugar. Pero tal y como muestran los testimonios de trabajadores, las investigaciones de activistas infiltrados, o los informes de la propia industria, no es así. Suceden hechos similares.

Estados Unidos: Ramón Moreno, un operario que ha trabajado durante más de 20 años en una planta de Estados Unidos cuya función consistía en cortar las patas a los novillos, declaraba para el Washington Post que los animales siguen vivos cuando llegan al desollamiento o destazamiento. «Mueren pedazo a pedazo» decía.39

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) publicó un informe en el 2013 que revelaba que alrededor de 825.000 pollos y 18.000 pavos al año habían sido cocidos vivos al llegar a los tanques de escaldado.40 Sin embargo, otro estudio indica que «en las plantas estadounidenses con supervisión inadecuada, la tasa de aves que entran al tanque de escaldado estando vivas aún puede llegar a ser del 3%». 41 En Estados Unidos se mataron en el año 2016 casi 9.000 millones pollos.42

Bélgica: a principios del año 2017 un activista infiltrado y portando una cámara oculta, mostró como los cerdos eran descolgados vivos en los tanques de escaldado —llenos de agua— en la mayor planta procesadora de cerdos en Bélgica.43

Gran Bretaña: en el año 2016 se presentó una investigación realizada en este país que denunciaba más de 4000 infracciones graves a las normativas de las leyes de bienestar animal. Se encontraron, entre otros, casos de pollos cocidos vivos en agua y animales muertos por la exposición a temperaturas extremas en su traslado al matadero.44

Australia: Josh Agland trabajó durante tres años en un matadero de Australia. Presenció como un buey fue desollado y desmembrado vivo. Lo reportó a sus superiores pero estos hicieron caso omiso y lo negaron. Según se recoge en la noticia algunos animales llegaban conscientes al momento del degüello e incluso eran desollados vivos. Estos hechos le le llevaron a denunciar públicamente lo que sucede en estos lugares.45

Estado Español: en el año 2008 la organización Igualdad Animal presentaba una investigación realizada en cinco mataderos. En el vídeo se puede observar cómo una vaca es desollada aún con vida.46

Matadero de caballos

Cadáveres de cerdos preparados para ser transportados a los comercios locales. Cuernavaca (Morelos), 2016.

No existe matadero humanitario.

La industria cárnica diseña costosas campañas de publicidad donde se muestra una imagen idílica de la vida de los animales, ocultando intencionadamente todo lo que sucede en sus centros de explotación y matanza. A su vez, fomenta la creencia —generalmente con la ayuda de las administraciones públicas— de que los productos derivados de la explotación animal son necesarios para la salud humana.

Estas dos ideas, sobre las que la industria mantiene protegido su gran imperio económico, son falsas.

No es cierto que el consumo de productos animales sea indispensable para el ser humano. Tal y como ha concluido un riguroso informe de la Academia de Nutrición y Dietética de Estados Unidos —una de las más prestigiosas del mundo—, las dietas estrictamente vegetarianas «bien planeadas son apropiadas durante todas las etapas del ciclo vital, incluyendo embarazo, lactancia, infancia, niñez y adolescencia, y para atletas». Por lo tanto, si no necesitamos consumir lácteos, carne, huevos o sus derivados, para tener una vida saludable, continuar demandando estos productos no debe ser considerado una «necesidad», sino un acto de complicidad con una industria criminal.

La industria cárnica explota, maltrata y masacra a más de 60.000 millones de animales al año en todo el mundo y oculta de forma deliberada todo lo que sucede tras sus muros. Esta investigación, así como tantos otros estudios, investigaciones e informes publicados muestran las pruebas irrefutables de las atrocidades que se cometen contra los animales. En el matadero no «sólo» se acaba con sus vidas, sino que son sometidos a un auténtico tormento.

Cabezas de vaca en un matadero

Escenas como esta son habituales en cualquier matadero. Izucar de Matamoros (Puebla), 2017.

Amparándose en las normativas de bienestar animal —sin garantía de que se cumplan—, en eufemismos como «matanza humanitaria», y en etiquetas con las que ahora presentan sus productos, como «en libertad» o «libre de jaulas», la industria intenta proyectar en los últimos años una nueva y edulcorada imagen de sí misma.

Por su parte no existe intención alguna de tratar a los animales con dignididad y con respeto, porque eso supondría, literalmente, el fin de la industria cárnica. Conoce al detalle lo que sucede en sus instalaciones e impide que salga a la luz. Sin embargo, consciente de la creciente preocupación social por el trato que reciben los animales, se ha visto en la necesidad de lavar su imagen, cada vez más denostada, haciéndonos creer que ahora se trata bien a los animales. Esto es falso.

Es una constante en la industria cárnica: en sus manuales públicos o en sus documentos oficiales se indica de forma expresa que está prohibido tratar a los animales con violencia cuando ésta es consustancial a todo el proceso de elaboración de productos cárnicos.

La matanza «humanitaria» es sólo un mito elaborado y difundido para calmar las conciencias de los consumidores. En los mataderos se perpetra la mayor forma de violencia y de abuso cometida sobre animales terrestres. No únicamente porque el sólo hecho de matarlos vulnera uno de sus intereses fundamentales —el de seguir vivo—, sino porque es imposible que las normativas de «bienestar animal» puedan ser implementadas y respetadas dada la creciente y enorme demanda mundial de productos animales. Normativas que, de respetarse, sólo podrían mitigar parte de su sufrimiento y nunca evitarían su muerte.

Casi nadie toleraría que los animales considerados de compañia, —perros, gatos, etc— fueran tratados como los animales considerados de granja, e intentaría evitar su abuso o matanza. Muchas personas sienten repulsión e indignación cuando conocen que en otros lugares del mundo se consume, por ejemplo, carne de perro. Pero al mismo tiempo no parece importarles que se consuma carne de vaca, cerdo, o pollo. Quizás pensemos que los animales nos importan, pero en realidad son solo algunos de ellos. Quizás no somos consientes de lo que sucede verdaderamente en granjas y mataderos. O quizás nunca hemos querido pensar con profundidad en ello.

He estado más de seis meses infiltrándome en mataderos y, sin poder mostrar mi repulsión ni casi inmutarme, he tenido que ser testigo de todo el horror de aquellos sitios y de las atrocidades perpetradas contra los animales con el único fin de mostrarte lo que sucede allí realmente.

Ahora te pido que hagas un esfuerzo y mires.

NOTAS

  1. Algunas fotografías pertenecen a un reportaje realizado en Tehuacán en octubre del año 2014 que puede verse aquí.
  2. Condiciones de uso de las imágenes (fotografías y vídeos) en el siguiente enlace.
  3. Akio Woodhouse L. (2013) Charged With the Crime of Filming a Slaughterhouse. The Nation. Enlace a la noticia.
  4. - México es el sexto productor de carne de bovino en el mundo (FAO 2013)
    - México es el noveno productor de carne de pollo del mundo (FAO 2013)
    - México es el diecisieteavo productor de carne de cerdo del mundo (FAO 2013)

    Noticias relacionadas
    - Sexto productor de carne de ganado bovino. Encontrado en la nota Ventas internacionales de bovino, segundo lugar en exportaciones agroalimentarias de México (2015) de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA).
    - Quinto productor mundial de carne de pollo. Encontrado en la noticia México se consolida como productor de pollo y huevo a nivel mundial. (2016) Aristegui noticias.
    - Entre los 10 con mayor producción de carne de cerdo. Encontrado en la noticia. México está entre los principales productores de carne de cerdo. (2016) NTR periodismo crítico.
    - Séptimo lugar mundial en la producción de cárnicos. Encontrado en la nota Ventas internacionales de bovino, segundo lugar en exportaciones agroalimentarias de México (2015) de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA).
  5. Manual de responsabilidades en el transporte de cerdos. Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA). Enlace al documento en PDF.
  6. Ley Federal de Sanidad Animal. Enlace al documento en PDF.
  7. Embarque de aves. Programas de ayuno y captura. Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA). Enlace al documento PDF.
  8. Según la base de datos estadística de la FAO (FAOSTAT) en México se mataron en el año 2014 más de 1.600 millones de animales. 16 millones es el resultado de aplicar el 1% a esta cantidad.
  9. Manual de responsabilidades en el transporte de cerdos. Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA). Enlace al documento en PDF.
  10. Gómez D., Valadez M. (2013) El efecto del transporte en el bienestar animal y calidad de la carne de bovino y porcino sacrificados en el estado de Querétaro. Enlace al estudio.
  11. FAOSTAT. Datos del año 2014.
  12. Ahrens R. (2013) Freedom to Assemble. Dbusiness - Detroit's Premier Business Journal. Enlace al artículo.
  13. - The Asociated Press. (2016) Cow Who Escaped New York Slaughterhouse Finds Sanctuary. New York Times. Enlace a la noticia.
    - Cambria N. (2017) Cattle that escaped from St. Louis slaughterhouse are headed to animal sanctuary. STLtoday. Enlace a la noticia.
  14. «Estamos comiendo violencia», ONGs denuncian maltrato animal en rastros. (2016). 24 horas, el diario sin límites. Enlace a la noticia.
  15. Aturdimiento eléctrico de animales de carne roja. Humane Slaughter Association. Enlace al documento en PDF.
  16. NORMA Oficial Mexicana NOM-033-SAG/ZOO-2014. Métodos para dar muerte a los animales domésticos y silvestres. Enlace al documento en PDF.
  17. Anil M.H. & McKinstry J.L., 1993. Summarised results of a survey of pig abattoirs in England and Wales. Division of Food Animal Science, School of Veterinary Science. University of Bristol.
  18. González LM, Romero MH, Sánchez JA. Evaluación de la eficacia del método de insensibilización por electronarcosis en porcinos. Proyecto de investigación financiado por la Vicerrectoría de Investigaciones y Postgrados de la Universidad de Caldas, Manizales, Colombia. Enlace al documento en PDF.
  19. Hillman H. Death by electricity. The observer (Londres), 9 de julio de 1989. Citado en: Singer P. (1975) Liberación animal.
  20. NORMA Oficial Mexicana NOM-033-SAG/ZOO-2014. Métodos para dar muerte a los animales domésticos y silvestres. Enlace al documento en PDF.
  21. Robbins, J. (2012) Diet for a New America: How Your Food Choices Affect Your Health, Happiness and the Future of Life on Earth.
  22. Soluciones integrales para plantas de procesamiento. Enlace a la web.
  23. Controlled-atmosphere killing vs. electric immobilization: a comparative analysis of poultry-slaughter systems. Reporte de Peta (People for the Ethical Treatment of Animals). Enlace al documento en PDF.
  24. Gregory N.G; Wilkins LJ. (1989) Broken bones in chickens: Effect of stunning and processing in broilers.Enlace al documento en PDF.
  25. Manual para el bienestar de pollos de engorda. Senasica, México, 2014. Enlace al documento en PDF.
  26. Göksoy O, McKinstry L. J, Wilkins LJ, Parkmanm I, Phillips A.; Richardson RI & Anil, MH. (1999) Broiler stunning and meat quality. Poultry Science, 78:1796–1800.
  27. Davis K. (1996. Edición revisada 2009.) Prisoned chickens, poisoned eggs: an inside look at the modern poultry industry.
  28. Berg C, Raj M. (2015) A Review of Different Stunning Methods for Poultry—Animal Welfare Aspects (Stunning Methods for Poultry). Enlace al documento en PDF.
  29. Testimonio de Virgil Butler, ex operario de la corporación cárnica Tyson Foods y más tarde activista por los derechos animales. Enlace a la web.
  30. G. Chambers, P, Grandin, T. (2001) Directrices para el Manejo, Transporte y Sacrificio Humanitario del Ganado. FAO. Enlace a la web.
  31. G. Chambers P.; Grandin T.; (2001/4) Guidelines for Humane Handling, Transport and Slaughter of Livestock. Food and Agriculture Organization of the United Nations Regional Office for Asia and the Pacific. Enlace a la web.
  32. NORMA Oficial Mexicana NOM-033-SAG/ZOO-2014, Métodos para dar muerte a los animales domésticos y silvestres. Enlace al documento en PDF.
  33. Miranda - de la Lama GC, Leyva IG, Barreras-Serrano A, et al. Assessment of cattle welfare at a commercial slaughter plantin the northwest of Mexico. Tropical Animal Health and Production 2012. Enlace al documento en PDF.
  34. Atkinson S, Velarde A, & Algers B. (2013). Assessment Of Stun Quality At Commercial Slaughter In Cattle Shot With Captive BoltAnimal Welfare, 22(4). 473-481. Enlace al documento en PDF.
  35. Chambers, P, Grandin, T. (2001) Directrices para el Manejo, Transporte y Sacrificio Humanitario del Ganado. FAO. Enlace a la web.
  36. Danilo Méndez R, S. de Aluja A, Salud Rubio M, Graña D. (2013) Bienestar animal para operarios en rastros de bovinos. Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA). Enlace al documento en PDF.
  37. Gregory & Wotton Gregory, N. G. & Wotton, S. B. (1986) Effect of slaughter on the spontaneous and evoked activity of the brain. British Poultry Science. Citado en: Sanz M. (Director de Calidad - Grupo SADA P.A.S.A.). Congreso científico de Avicultura de Lleida. (2013) Aturdido eléctrico en baño de agua.
  38. - Kindy K. (2013) USDA plan to speed up poultry-processing lines could increase risk of bird abuse. The Washington Post. Enlace a la noticia.
    - Wasley A, Robbins J. (2016) Severe welfare breaches recorded six times a day in British slaughterhouses. The bureau of investigative journalism. Enlace al reportaje.
  39. Warrick J. (2001)'They Die Piece by Piece' The Washington Post. Enlace a la noticia.
  40. Kindy K. (2013) USDA plan to speed up poultry-processing lines could increase risk of bird abuse. The Washington Post. Enlace a la noticia.
  41. Shane SM. (2005) Future of gas stunning. Watt Poultry USA, April, pp. 16-23. Citado en: An HSUS Report: The Welfare of Animals in the Chick en Industry. (2013)
  42. Poultry Slaughter Annual Summary. (2017) United States Department of Agriculture (USDA). Enlace a los informes.
  43. - Hope A. (2017) Tielt slaughterhouse closed after graphic video footage released. Flanders today. Enlace a la noticia.
    - Enlace al vídeo de la investigación.
  44. Wasley A, Robbins J. (2016) Severe welfare breaches recorded six times a day in British slaughterhouses. The bureau of investigative journalism. Enlace al reportaje.
  45. Pippus A. (2017) Meet the Former Slaughterhouse Worker Who Became an Animal Rights Activist. The Huffington post. Enlace a la noticia.
  46. Barcala D. (2008) Igualdad Animal denuncia torturas en los mataderos. Público. Enlace a la noticia y enlace al vídeo.