Explotación animal

Un proyecto de fotografía por la Liberación Animal

La ideología reproducida mediante la opresión histórica de los animales ha sido definida como especismo —discriminación en base a la especie— y bajo su abrigo se han legitimado distintas formas de violencia que cuentan con un amplio respaldo social. Actividades como la ganadería, la pesca o la caza, entre otras muchas, forman parte consustancial de nuestra sociedad y han propiciado el desarrollo de industrias donde los animales sufren la explotación sistemática y programada.

A partir de la década de los 60, tras una serie de precedentes históricos, las voces críticas con el uso de animales como recursos comenzaron a resonar con mayor fuerza y madurez que en periodos anteriores. En el año 1963 se constituyó la Asociación de los Saboteadores de la Caza. Con ella comenzó una nueva etapa marcada por la acción directa en la que se sucedieron irrupciones masivas en laboratorios, investigaciones encubiertas, liberaciones de animales y sabotajes contra granjas de visones, mataderos y otras infraestructuras. En paralelo, ensayos como Animal Machines (Harrison, 1964) y, posteriormente, Liberación Animal (Singer, 1975), dotaron a un creciente número de personas preocupadas por los animales de herramientas para entender y combatir su explotación. Todo ello acabó sentando las bases del movimiento de Liberación Animal. Desde entonces, se han ido desarrollado a lo largo de gran parte de la geografía internacional infinidad de proyectos con el cometido de desarticular los mecanismos y estructuras que legitiman y producen la explotación de los animales.

Tras los Muros es un proyecto afin a estas ideas. Mediante reportajes e investigaciones gráficas que retratan la explotación de los animales así como las diversas militancias que la combaten, ofrece información de utilidad para el abordaje y análisis del especismo y sus consecuencias.

No es una organización ni un colectivo, sino un proyecto personal de fotografía por la Liberación Animal.

La imagen como herramienta

La industria de la explotación animal es una de la más poderosas del mundo y, sabedora de la fuerza de las imágenes, se cuida mucho de mantener oculto a l@s consumidor@s lo que sucede tras los muros de sus centros de explotación (granjas, criaderos, laboratorios, mataderos, ...) y el profundo dolor que se respira en ellos.

Las investigaciones, que numerosas organizaciones han llevado a cabo durante décadas en estos lugares, muestran una realidad bien diferente a la que sus campañas de publicidad nos tienen acostumbrados. El impacto que todas ellas han tenido en la sociedad y en consecuencia en la industria es tal, que l@s activistas están siendo duramente perseguid@s. En EEUU, donde el movimiento de Derechos Animales 1 tiene un largo recorrido, se están implementando leyes —nacidas en las entrañas de la industria de la explotación animal—, como la AEPA, la AETA o las Leyes Mordaza de reciente creación, que prohiben filmar y documentar lo que ocurre en estos lugares hasta el punto de poder considerar a estas actividades no sólo delictivas sino prácticas relacionadas con el «(eco)terrorismo».2

En un informe de la Europol en el año 2011 titulado Situation in the terrorist activity in the European Union: situation and trends hay una cuestión que llama mucho la atención:

Además en estos ataques —refiriéndose a los sabotajes a infraestructuras perpetrados de forma clandestina— los activistas extremistas por los Derechos Animales utilizan métodos de desinformación para desacreditar a sus objetivos y conseguir la aceptación del público. Imágenes de animales enfermos y explotados son hechas públicas en documentos audiovisuales.3

Este mismo informe en el año 2014 sigue haciendo mención al mismo asunto:

Llevan a cabo campañas que muestran el sufrimiento de los animales por medio de "la exposición en vivo" y mediante la publicación de imágenes de vídeo subidas a internet y filmadas de forma oculta de granjas de visones, aves de corral y cerdos.4

En junio del año 2011 once activistas fueron acusad@s en el Estado Español de ejercer "ecoterrorismo" vinculando las investigaciones que habían llevado a cabo en los criaderos de visones de la industria peletera con las actividades clandestinas del FLA (Frente de Liberación Animal).5 Tras declarar ante el juez y pasar 5 días en los calabozos tres de ell@s fueron puestos en prisión preventiva. A día de hoy más de 20 personas se encuentran a espera de juicio.6

La ruta diseñada para neutralizar a quienes se movilizan por la Liberación Animal parece clara. La industria tiene poder y quienes lo ponemos en entredicho suponen una amenaza para sus intereses económicos.

Cuando nos preguntamos qué nos ha llevado a muchos a movilizarnos contra las injusticias de las que los animales son víctimas nos viene esa imagen (o suma de) que nos golpeó la conciencia y nos hizo sentir responsables, reconociendo implícitamente el poder y la utilidad que tienen esos fragmentos visuales que alguien obtuvo infiltrándose en los centros de explotación animal. No se emplean tantos recursos en impedir que las cámaras de l@s activistas traspasen los muros de esos centros si no tuvieran ese poder de cambio.

Tras los Muros

Gran parte de las actividades en las que me he visto involucrado han consistido en boicotear y protestar contra los lugares donde los animales son explotados y confinados así como también investigarlos y documentarlos. Esas vivencias, en las que he sido testigo de los innumerables abusos, agresiones e injusticias que se cometen contra ellos germinan hoy en el proyecto Tras los Muros, el nombre bajo el que publico este trabajo.

A través de fotografías y pequeños reportajes, obtenidos en las entrañas de la industria de explotación animal, el proyecto ofrece imágenes para la reflexión y el debate que ponen en entredicho la relación que hemos construido con el resto de animales.

Debido a razones de seguridad y a las propias características no publico nada bajo mi nombre real. Si estás interesad@ en publicar alguno de los reportajes que aquí se muestran o en algún tipo de colaboración puedo contactar en persona si es necesario.

Galería de imágenes y reportajes de libre uso y difusión

Con el proyecto aspiro a reunir imágenes de calidad de diferentes ámbitos de explotación animal (zoos, acuarios, granjas, mataderos, fiestas populares, tauromaquia, venta de animales, criaderos, ...) que pongo a disposición de cualquier activista, persona u organización que, sin ánimo de lucro y con el mismo fin que aquí se denuncia, quiera hacerse eco de los reportajes que llevo a cabo.

Para más información: condiciones de uso de las imágenes.

Si tienes interés en utilizar alguna de éstas imágenes, si eres periodista o si quieres colaborar de algún modo no dudes en ponerte en contacto conmigo en el siguiente email: vidas@TraslosMuros.com.

NOTAS

  1. Movimiento de Derechos Animales o de Liberación Animal: enlace.
  2. Para conocer más a fondo la cuestión sobre la implementación de leyes hechas a medida para la industria visita los siguientes enlaces:
    AETA y AEPA
    Wikipedia
    Análisis en el blog especializado, Green is the new Red, sobre la represión al movimiento de Liberación Animal: enlace
  3. Situation in the terrorist activity in the European Union: situation and trends (2011): enlace
  4. Situation in the terrorist activity in the European Union: situation and trends (2014): enlace
  5. Qué es el FLA: enlace
  6. En junio del año 2011, 11 activistas de Equanimal e Igualdad Animal —uno se encontraba fuera de su vivienda y no pudo ser detenido— fueron detenidos y acusados de ecoterrorismo. Se vinculaban sus investigaciones en criaderos de visones con acciones de liberación clandestinas del FLA.

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies para que tengas mejor experiencia de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso y la política de cookies que puedes encontrar en el siguiente enlace.

ACEPTO